Amor sin fronteras ¡Preparación para parejas internacionales!

Author: No hay comentarios Share:
El amor sin fronteras de una pareja internacional

¿Estás pensando el amor sin fronteras? ¿Quieres salir con una persona de una cultura diferente a la tuya? Entonces, estás a punto de entrar en un mundo nuevo, donde puede surgir una tercera cultura entre los dos. Es un mundo donde todo lo que has aprendido en la vida se pondrá a prueba. Es un territorio lleno de sorpresas, descubrimientos y aprendizajes. Es incluso “el mundo al revés” —a veces—, pero si sabes gestionar estas experiencias puede valer la pena —y mucho—.  Lo importante es saber que tú puedes estar más o menos preparado para lo que te espera. Todo depende de ti.

¿Qué puedes hacer para “prepararte” para una “amor” sin fronteras?

Un buen comienzo está en el libro “Matrimonio Intercultural” de Dugan Romano. Analiza 19 factores que la pareja internacional debería conocer, comprender y  saber gestionar para ser felices. A continuación tienes su lista con algunos comentarios míos basados en mi propia experiencia viviendo en el extranjero con mi “pareja internacional”:

Valores

Conviene una buena formación intercultural para saber identificar los valores culturales y personales de cada uno. Así podéis comprender su impacto sobre la vida de la pareja. Para comenzar, puede que uno de vosotros viene de una cultura más individualista y el otro de una cultura más colectivista. Cada enfoque cultural tiene valores muy, muy distintos… Y esto es solo el comienzo de un fascinante laberinto de valores culturales.

Tiempo

Las culturas del mundo se dividen entre los que anteponen el buen uso del tiempo por encima de casi todo (incluso cuando no quieren reconocerlo) y los que anteponen las relaciones humanas ante el buen uso del tiempo, aunque quizás no lo vean de esa manera. Esto tiene millones de pequeñas y grandes implicaciones que afectarán tu relación de pareja sí o sí, dependiendo del grado de diferencia que hay entre tu cultura y la de tu pareja.

Lugar

¿Dónde vamos a vivir? ¿En tu país o el mío? ¿O quizás en un tercer país, una zona neutro que no pertenece a ninguno de los dos? Hay que elegir y a veces se hace de manera natural mientras que otras veces crea conflicto. Es un factor fundamental que hay que comprender a fondo para decidir bien.

Comida y Bebida

Parece mentira que algo tan básico y cotidiano puede ejercer tanto poder sobre nuestras vidas, pero cuando dos culturas se juntan hay que buscar una fórmula que funciona para todos. Me ha sorprendido la importancia de la comida en mi vida internacional. Tardé años en encontrar la fórmula perfecta que funciona para nosotros.

Tu Familia Política

Nos casamos no solo con una persona, sino con toda su “tribu”, sea una red de griegos gregarios (no te pierdas la película Mi Gran Boda Griega) o un grupo de escandinavos mas silenciosos. Van a cobrar cada vez más relevancia en tu vida y una buena formación intercultural puede ayudarte a superar choques culturales, integrarte en el grupo y encontrar la felicidad en un mar de diversidad muy profundo.

Sexo

Si crees que todo el mundo “lo hace” como en tu país o en las películas de Hollywood, tienes que ver “La Masai Blanca” para comenzar a replantear las relaciones sexuales en un contexto intercultural. A corto plazo, puede que haya una adaptación que oculta los gustos y “necesidades” que van a salir más adelante.

Roles

¿Hemos conseguido la igualdad entre hombres y mujeres? Solo hace falta vivir en pareja para confirmar que todavía queda un largo camino. Y solo hace falta casarte con una persona de otra cultura para confirmar que el reto de la igualdad de género se puede interpretar de diferentes maneras. Afortunadamente hay herramientas prácticas para llegar a acuerdos interculturales.

Política

La política tendrá más impacto sobre la relación en zonas de conflicto o donde existe un sistema político que choque con los valores de un miembro de la pareja, o incluso con los dos. Puede añadir un elemento importante de tensión y dificultar la adaptación e integración lo cual puede salpicar la relación.

Pero como todos los retos, existen formas de superarlo. El político no va ser menos.

Finanzas

Organizar las finanzas en una pareja internacional es posible. Pero hay que reconocer este problema como un reto. Ya por si, cuesta ponernos de acuerdo en temas de dinero cuando no existe problemas de origen cultural, puede ser más difícil con una persona que tiene una visión del mundo muy diferente. Afortunadamente hay soluciones.

Amigos

La amistad comprende valores universales pero también particulares, que varían de una sociedad a otro y que puede tener reglas especiales una vez que tengamos pareja. Conviene hablar mucho sobre la amistad y los amigos de cada uno para buscar la manera de incorporar nuestras amistades en nuestra nueva vida.

 Clase Social

No es políticamente correcto reconocer que la clase social podría tener algo que ver con asuntos del corazón, pero sí tiene, porque afecta nuestros valores, costumbres, gustos y mucho más. Hay que comprender su significado y aprender a gestionar las diferencias.

Religión

Tanto la pasión religiosa o la falta de ella puede unir o crear divisiones dependiendo de la postura de cada miembro de la pareja. El amor es ciego antes de formalizar el compromiso, pero después el tema de la religión suele curar la ceguera con mágia. Hay que buscar soluciones a veces.

Hijos

La hora de la verdad en cualquier relación internacional es la llegada del primer hijo. Se activa fuertes instintos y deseos para compartir tus valores más profundos con tu hijo y para transmitirle tus más preciadas tradiciones. El otro miembro de la pareja, también contribuiera en esto desde su cultura y tradiciones. Es en ese momento, más que nunca, cuando se necesita una alta coeficiente de Inteligencia Cultural.

Idioma y Comunicación

Aprender el idioma de tu pareja es una manera de entrar en su mundo y de ver la vida desde su perspectiva cultural. Le conocerás mejor y le comprenderás más. Vale la pena todo el esfuerzo que supone.

Estrés y Conflicto

La fórmula perfecta para gestionar problemas no existe  depende de tu contexto cultural. En algunas sociedades lo correcto es poner las cartas sobre la mesa para tratar la situación de manera directa, incluso a veces delante de todo el mundo. Mientras en otros lugares hay que ser discreto e indirecto, con mucho mano izquierda para no dejar a nadie en mal lugar.

Salud, Enfermedad y Sufrimiento

Es curioso contemplar que hasta la enfermedad y el sufrimiento se puede vivir de otra manera dependiendo de donde nazcas, pero es así. Solo hace falta vivir años en otro país para comprender que hasta la medicina está bajo el poder de la cultura, de los valores y creencias de las personas. La pareja internacional tiene que comprender éste tema y saber buscar soluciones que les funcione.

Etnocentrismo

Todo ser humano vive centrado en su cultura, sus valores, sus creencias, su interpretación del mundo como punto de partida de la “normalidad”. Romper esta burbuja claustrofóbica es clave para la paz y felicidad de cualquier relación tanto sentimental como político.

Expatriados

Lo cierto es que, alguien tiene que dejar atrás su país para formar una pareja internacional. Hay diferentes fórmulas, dependiendo de quién deja su país o si los dos lo optan por emigrar. Lo fascinante es mirar todas las posibles consecuencias positivas y negativas dependiendo de si el expatriado es mujer o hombre, y dependiendo de la situación cultural y socio-político que encuentra en el país destino.

Muerte o Divorcio

Todo llega a su final y estos finales también y la cultura también influye sobre la gestión de un fallecimiento o un divorcio. Conviene conocer los costumbres, tradiciones —y también las leyes— para poder gestionar estas situaciones respetando al máximo los valores culturales de cada uno.

Amor sin fronteras es un aventura. ¿Qué puedo decir desde la experiencia? Vivirás todas las facetas de la vida con más intensidad: lo bueno será mejor y lo malo será peor. Es una experiencia única, que puede valer la pena, y mucho; pero que no es para cobardes.

Y si eres muy, muy valiente, antes de tirarte de cabeza en esta piscina, leerás el libro de Dugan Romano. Y si quieres estar aún más preparado, harás un cursillo de Formación Intercultural. Y si aún así decides mojarte…

¡Bienvenido al club de las parejas sin fronteras!

Intercultural Marriage o Matrimonio Intercultural un libro de Dugan Romano

  Next Article

Vivir en Estados Unidos ¿Y comer como los americanos?

Puede que también estés interesado en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *