Cómo quitarte las gafas de tu cultura y ver la vida de otra manera

Author: No hay comentarios Share:

Llevas unas gafas que te pusieron al nacer: las gafas de tu cultura.

Los psicólogos dicen que vemos todo a través de “filtros mentales”. Y la metáfora de las gafas ayuda a descubrir algunos de estos filtros. También hay un experimento muy sencillo que puedes hacer para hacer más visible este fenómeno:

Primero tienes que buscar un cómplice. Pídele que mire a su alrededor para encontrar todos los objetos de color rojo que puede encontrar. Dale 30 segundos. Y después, dile que cierre los ojos. Y mientras tenga los ojos cerrados, tiene que decirte todo lo que ha visto de color verde. ¿A que es difícil recordar objetos de color verde cuando uno estaba buscando todos los de color rojo?

Es precisamente lo que ocurre en nuestra vida cotidiana. Hay tanto que ver a nuestro alrededor que no somos capaces de verlo todo. Tenemos que elegir en qué nos vamos a fijar, y para esto tenemos filtros. Desde la infancia vas aprendiendo en qué te tienes que fijar. Y, como vemos claramente en el documental francés Babies, la cultura de cada uno influye mucho.

Los filtros cognitivos y las relaciones internacionales

¿Qué ves a través de los filtros de tu cultura?

Lo que has aprendido en tu país y en tu cultura determina lo que ves. Tú puedes ver cosas que una persona de otro país y otra cultura no ve. Por ejemplo:

Un estudiante de ingeniería mejicano vino a estudiar a la Universidad de Washington del Oeste. Me ofrecí para darle una orientación, llevarle a conocer el pueblo y solucionar cualquier duda que tenía.  Tenía mucha curiosidad sobre lo que él veía, así que le pregunté, “¿Qué notas diferente aquí? ¿Hay algo que te sorprende o que te choca?”

“La soledad de las personas,” me dijo. “Veo a muchas personas solas. Veo a gente comiendo sola. Me parece muy triste…” Su respuesta me sorprendió  porque era algo en lo que jamás  me había percatado. Claro que vi gente. Y claro que vi a muchas personas solas, pero no me había fijado en que estaban solas. Muchos años después en España, comprendí la perspectiva de mi compañero mejicano.

Todo se ve diferente desde una perspectiva colectivista

En países colectivistas como España y Méjico, las personas valoran muchísimo el estar con otros, estar rodeados de familiares y amigos, estar acompañados, arropados, apoyados por los demás. En Estados Unidos es todo lo contrario, valoramos el me time (tiempo para mi), el “espacio personal”, la “oportunidad” para estar solo y “recargar mis pilas”. Por supuesto hay personas muy sociables que siempre quieren estar acompañadas, pero la norma cultural en EEUU dice que, estar solo en ocasiones  o  hacer cierta actividad, es algo positivo que te aporta energía y vitalidad.

Así que mi amigo mejicano veía gente sola y triste donde yo simplemente veía a gente haciendo vida normal, cada uno haciendo lo que él o ella quería. Veía  quizás a una persona comiendo, otra comprando, otra corriendo; veía su actividad sin dar importancia a que cada uno iba solo.

La formación intercultural ayuda a descubrir nuestros filtros cognitivos.

Hay muchas maneras de quitar las gafas de nuestra cultural:

Si queremos ampliar nuestros horizontes tenemos que aprender a quitarnos las gafas de nuestra cultura y también las que nos ha puesto nuestra experiencia personal en la vida. Hay muchísimas formas de hacerlo:

Viajes

Los grandes viajeros saben que viajar es una de las mejores maneras de hacer visible nuestras gafas culturales y personales. Hay que bucear en otra cultura para darnos cuenta de la nuestra. Viajar es un buen comienzo.

Vida Internacional

Pero vivir en el extranjero es incluso mejor que viajar. Cuanto más tiempo vivimos fuera de nuestro país, más conscientes vamos a estar de cómo nuestra cultura nos enseñó a ver de una manera. Y lo mejor: aprenderemos a ver a través de otras gafas culturales.

Amigos Internacionales

¿Qué mejor manera de ver el mundo desde otro punto de vista que por los ojos de un amigo de otro país? Curiosamente los psicólogos especializados en el campo intercultural tienen muy estudiados las etapas, las ventajas y los retos de estas amistades. Está demostrado que no son tan fáciles ni (a veces) tan duraderas como las amistades entre personas de la misma nacionalidad. Pero también está claro que vale la pena intentarlo porque nos amplía los límites. Abren nuestros ojos y nuestros corazones para abordar la vida de otra manera.

Amigos Interculturales

Es posible encontrar amigos de otras culturas que compartan también nuestra cultura nacional. Son por ejemplo, los amigos de etnia gitana en España o los amigos de naciones indígenas dentro de los Estados Unidos. En todos los países existen subculturas o grupos que mantienen una identidad cultural distinta a la de la mayoría. Ellos también nos pueden abrir los ojos.

Cursos de Formación Intercultural, antropología, sociología…

La formación intercultural engloba la antropología, la sociología y la psicología intercultural. Un buen curso sería aquel que reunierá los conocimientos más útiles y básico de cada una de estas especialidades. La clave de la formación sería en que todo fuese de manera interactiva, con estudios de casos reales, con ejercicios y actividades que dieran una vuelta radical a los esquemas que tenemos formado por nuestra visión limitada.

Cine Internacional

¿Qué manera más placentera hay de adentrarnos en otros puntos de vista? Las películas hechas en el extranjero nos permiten vivir historias totalmente diferentes a las nuestras. Hacen posible ver por otros ojos, explorar otras filosofías, creencias y valores.

Lectura

Desgraciadamente hay poquísimas obras sobre temas interculturales en español. Pero hay miles de relatos de las experiencias de viajeros, exploradores y todo tipo de personas sin fronteras.

Internet

Nuestra ventana al mundo ofrece no solo artículos y vídeos sobre la vida, la cultura, las costumbres y el pensamiento en otros países. Gracias a páginas como Interpal, podemos conocer a personas de cualquier rincón del planeta para intercambiar ideas y preguntar sobre los temas que más nos interesan. Hay también cursos de formación intercultural en múltiples plataformas a precios muy asequibles para todos los bolsillos.

Quitar las gafas es salir de tu zona de confort

Éstas son solo algunas maneras para librarte de los filtros que condicionan tu punto de vista. Pero ojo: cada uno de estas experiencias o herramientas te empujarán fuera de tu zona de confort. Te harán cuestionar tus ideas y poner a prueba tus más queridas opiniones. Puede que sea incómoda a veces, pero es el precio del crecimiento personal.

Quítate las gafas. Pruébate otras. Aprende a ver la vida de muchas maneras distintas… Y a disfrutarla igual o incluso mejor.

Viajar es una manera de cambiar nuestros filtros cognitivos

  Next Article

Becas del Ministerio fomentan la Formación Intercultural

Puede que también estés interesado en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *