Individualismo o Colectivismo – ¿El yo o el grupo?

Author: 3 comentarios Share:
Individualismo o Colectivismo

El individualismo y el colectivismo son dos conceptos importantes para comprender mejor el mundo globalizado en el que vivimos y trabajamos hoy en día. Si comprendes la diferencia entre una cultura individualista y otra colectivista:

  • Te puedes adaptar más rápido a diferentes formas de vivir y trabajar.
  • Comprenderás mejor a las personas de otras culturas, su forma de sentir, pensar y actuar.
  • Los costumbres más “extraños” quizás tengan más sentido.
  • La manera de organizar agendas y trabajar extrañarán mucho menos.

Puede que te cueste ser flexible a veces, pero, por lo menos sabrás detectar las “reglas del juego” de tu nuevos país o compañero de trabajo.

Individualismo

El individualismo es una orientación hacía el bienestar de cada persona, cada individuo, incluso por encima del bienestar del grupo. A primera vista, el individualismo suena a puro egoísmo, pero en realidad, tiene su lógica. La idea es, crear una sociedad más productiva y feliz sobre la base de individuos que anteponen su realización personal por encima de todo. El grupo se hace mejor si cada persona se centre en sacar lo mejor de si mismo.

Colectivismo

El colectivismo es una orientación hacía el bienestar del grupo. Las personas en sociedades colectivistas deberían poner primero las necesidades y objetivos del grupo (la familia, o el equipo en el trabajo, por ejemplo). Muchas veces, hay que sacrificar deseos personales por el bien del grupo, para mantener la unidad e incluso la harmonía entre las personas. En estas sociedades, cada individuo está más seguro, protegido y cuidado porque los demás (los “suyos” o a veces la sociedad entera, en forma de instituciones de bienestar social subvencionadas por todos) están pendientes de él o de ella.

¿Individualismo o Colectivismo?

Pocos países son tan extremos en su individualismo como los Estados Unidos. El colectivismo, sin embargo es un modelo más extendido, como explica este experto:

La gran mayoría de personas en nuestro mundo vive en sociedades donde el interés del grupo está por encima del interés de los individuos. Llamamos a estas sociedades ‘colectivistas’… Una minoría de personas en nuestro mundo vive en sociedades donde los intereses del individuo están por encima de los del grupo, son sociedades que vamos a llamar ‘individualistas”.  Son las palabras de Geert Hofstede, el famoso antropólogo holandés que lleva tantos años analizando diferencias culturales.

Pero muchos países disfrutan de su particular mezcla de valores individualistas con otras más colectivistas. Este gráfico ofrece una visión simplificada los resultados de una encuesta internacional que mide nuestros valores relacionados con individualismo y colectivismo:

Todas las culturas del mundo pueden situarse en un continuo entre el individualismo y el colectivismo.
Este gráfico muestro el individualismo y el colectivismo en un continuo. La representación de la relación entre diferentes países es relativo. Para una información más precisa consulta “Cultures and Organizations, Software of the Mind” de Geert Hofstede.

 

Es útil conocer el efecto de estas dos orientaciones en todas las facetas de nuestras vidas. Aprendemos a ser o más individualistas o más colectivistas desde nacer. Gracias a nuestros padres, profesores, medios de comunicación, redes sociales y mucho más, aprendemos las reglas de un juego u otro.

El rol de la familia: individualismo vs colectivismo 

El papel de la familia en una sociedad colectivista es cultivar fuertes lazos y lealtad entre padres, hijos, abuelos, tíos, primos y otros familiares (y también íntimos amigos). Hay que cuidarse mutuamente, estar pendientes el uno del otro, pensar en los demás y compartir recursos. Es importante cuidar mucho la paz y la harmonía entre “nosotros” porque nuestro futuro depende de ello.

El papel de la familia en una sociedad más individualista es fomentar la autonomía y la independencia de las personas. Mientras que un niño de un país colectivista aprende a pensar en “nosotros”, un pequeño individualista aprende a pensar en el “yo”. Cada individualista día aprender a buscar su camino, crear su propio futuro, lanzarse al mundo para seguir sus sueños. Y, como no hace falta mantener unido el grupo, cada uno debería poder ser uno mismo y decir lo que piensa.

El papel de los amigos en una cultura colectivista

Personas de culturas tan diversas como las de Méjico, India o España se sorprenden a veces con el modelo de amistad que encuentran en un país extremadamente individualista como EEUU. “Cada vez que te vean, te dicen que quieren quedar, y luego no cumplen,” es una queja sobre los estadounidenses que he oído y leído una y otra vez – siempre de la boca de personas de culturas más colectivistas.

La amistad es importante en todas las culturas del planeta, pero su expresión es diferente. Tenemos que aprender cómo acercarnos a personas más individualistas o colectivistas que nosotros, entrar en su mundo, ganar su confianza y compartir su perspectiva. Es un camino seguro hacía la verdadera inteligencia cultural (o competencia cultural a nivel profesional).

El colegio en un país colectivista

Al principio me pareció curioso que mis hijas siempre estuvieran con las mismas niñas en el colegio: desde primero de primaria hasta graduarse. Mientras que yo, en mi país, había cambiado de clase, de profesores y de compañeros tantas veces que ni siquiera puedo recordar a la mayoría de ellos. Mis hijas me dicen que sus compañeras de clase son como primas. Son los grandes valores del colectivismo: se forma un grupo y se fomentan lazos fuertes para toda la vida.

El trabajo en una cultura colectivista

Cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que incluso en el mismo trabajo las personas quieren crear fuertes vínculos entre ellas. En una sociedad colectivista las personas ven en el trabajo otra especie de familia (otra vez). Este fenómeno merece otro artículo porque es fuente de importantes choques culturales entre personas más colectivistas y otras más individualistas.

La familia, la amistad, el colegio y el trabajo son solo la punta del iceberg. Hay estudios sobre la posible relación del colectivismo/individualismo estados de salud, enfermedades, prejuicios, estereotipos, comunicación, estilos de crianza y mucho más.

  • ¿Vienes de una sociedad colectivista o individualista?
  • ¿Crees que un modelo es superior a otro? ¿Por qué? (Nota: creo que la pregunta no es políticamente correcta…)
  • ¿Podrías estar cómodo viviendo entre gente diferente a ti en este aspecto?

Me encantaría conocer tu punto de vista y también cualquier experiencia que hayas tenido con personas diferentes a ti. La teoría es interesante, pero la práctica es más fascinante todavía.

   

Puede que también estés interesado en...

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *