¿Cómo es la aventura de trabajar como expatriado en otro país?
Trabajar en el exterior significa emigrar y superar numerosos retos interculturales.

Ser expatriado no es para cobardes. Hay que ser valiente para salir de tu zona del confort, lanzarte al extranjero y trabajar en otro país. Si un cambio dentro de tu país cambia todas tus esquemas, cambiarte a otro país supone un cambio radical.

Como expatriado, puede que ya conozcas tu empresa, pero la encontrarás diferente en el país destino. La cultura del país destino dará un sabor distinto por muy homogeneizado que sea la empresa a nivel global.

Y lo que realmente sorprende al expatriado no son tanto las instalaciones, los horarios o la nueva manera de saludarse, sino un sinfín de factores invisibles, pero poderosos:

Expatriado: relaciones humanas en el trabajo

En Estados Unidos las personas prefieren ser más autónomos e independientes, porque es un país individualista. Y esto se nota muchísimo en el trabajo. Si eres de un país más colectivista; si te gusta compartir el tiempo y las tareas con otras personas de manera interdependientes… te espera un choque cultural en EE.UU.

Y es así siempre que cambiamos de un país más o menos individualista a otra más o menos colectivista, y al revés.

La primera tarea del expatriado es descubrir el impacto del individualismo y del colectivismo en el trabajo. Así podrá relacionarse mejor con las personas en su nuevo destino.

Expatriado y el juego del poder

En India el jefe es el jefe. Hay una clara jerarquía en la oficina y cada uno conoce su lugar en ella. En cambio, si vamos a Suecia nos encontramos con jefes que no se portan como “jefes”; es decir, que el jefe es uno más entre iguales. Y entre los extremos de India y Suecia hay diferentes maneras de gestionar el poder en la oficina…

El expatriado tiene que cambiar su relación con el poder, como jefe o como trabajador. Si eres de un país donde el poder se organiza en vertical (jerarquía) y te encuentras en un país horizontal (igualitario), prepárate para hacer unos ajustes importantes.

La Comunicación: ¿directa o indirecta? ¿Y las críticas constructivas?

¿Cómo convencer a un indio o un filipino o un argentino?  ¿Cuál es la mejor manera de reconocer el buen trabajo de alguien, de dar un cumplido, de pedir un favor, de dar una sugerencia…? ¿Es mejor comunicar algo de forma directa o indirecta? Todo dependerá de los valores y las reglas de la cultura de tu destino.

El expatriado que mete la pata puede perder un contrato o perder el respeto de sus colegas. Incluso puede provocar consecuencias trágicas, como el médico expatriado que ofreció una crítica constructiva a su socio en un país asiático. El socio volvió a matarle porque no pudo soportar el estrés de tal humillación. En cada cultura hay fórmulas para comunicar; más vale conocerlas bien antes de comenzar.

¿Cómo prepararse para ser un expatriado excelente?

El mejor expatriado es el más informado. Existen excelentes libros (en inglés) que exponen los factores claves que cualquier trabajar en el extranjero necesita comprender y dominar. También ofrecen consejos para la rápida adaptación.

Libros recomendados para expatriados que trabajan en el extranjero:

El libro de Brook Peterson es excelente para el expatriado que trabaja en el extranjero.En su libro Cultural Intelligence, Brooks Peterson analiza 5 factores principales que ya se consideran clásicos de la formación cross-cultural para expatriados y otros profesionales que trabajan con personas de otras culturas:

Poder – el grado de igualdad o jerarquía que habrá en tu nuevo trabajo

Comunicación – hasta que punto la comunicación será abierto y transparente o sutil y oculto.

Individual vs Grupo – si todo se organizará alrededor del individuo o del grupo.

Tarea vs Relaciones – si importará más la tarea, la eficiencia y la productividad o las relaciones interpersonales.

Riesgo vs Precaución – si valorarán el cambio a pesar de sus riesgos o si preferirán lo conocido y probado.

Erin MeyersTodo expatriado debería leer el libro de Erin Meyer con su mapa de culturas del mundo., profesora de INSEAD, ofrece una mirada a estos factores:

Comunicación – informa sobre los efectos de la cultura sobre la comunicación.

Críticas “Constructivas” – estudia esta fuente de choques en el trabajo.

Persuasión – explica como el arte de convencer cambia de un país a otro.

Liderazgo, Jerarquía y Poder – explica bien los cambios que nos esperan.

Toma de Decisiones – provoca curiosidad para diferencias interculturales.

Confianza – enseña cómo ganar confianza en otra cultura.

Conflicto – equipa de conocimientos para entrar en este verdadero campo de minas.

Uso del Tiempo – mentalízate para cambiar tu forma de ver y organizar el tiempo.

Y para expatriados que no saben cómo pueden adaptarse a su nuevo país.

Andy MolinskyAndy Molinsky ayuda al expatriado a adaptarse a trabajar en otro país sin perder su identidad., recomienda reflexionar sobre estos factores:

Comunicación Directa – ¿Hasta qué punto tendrás que cambiar?

Entusiasmo – ¿Hasta qué punto esperarán que muestras u ocultas tus emociones?

Formalidad – ¿Hasta qué punto tendrás que someterte y mostrar respeto y en qué situaciones?

Asertividad – ¿Hasta qué punto esperarán que aportas o no tus opiniones y de qué manera?

Autopromoción – ¿Hasta qué punto deberías dar a conocer tus habilidades y cualidades?

Transparencia – ¿Hasta qué punto tendrás que compartir tu vida privada con los demás?